CRÓNICA 8 febrero: “Hablar en público desde la asertividad”

El taller que dirigió Yolanda Rubio Lago el pasado 8 de febrero ha sido una de las actividades que nos había planteado un nivel más alto de incertidumbre, respecto a su éxito, a los que coordinamos NoSomosParados.La causa de esto reside en que somos conscientes de la reticencia que sentimos, en líneas generales, ante todo lo que  implica incidir en el conocimiento de nuestro propio cuerpo.Varios miembros del equipo coincidimos en que, al principio del taller, nuestro miedo se vio correspondido por una sensación de que algunos de los participantes no se sentían suficientemente cómodos. El lenguaje no verbal de las posturas de cada uno fue uno de los detalles que denotaban este aspecto, entre otras cosas.

El taller comenzó sentándonos en círculo, descalzándonos y adoptando una postura en la que el cuerpo estuviera cómodo, pero correctamente alineado. Después nos relajamos a través de la respiración, se trata de un ejercicio sencillo que ayuda a desconectar de las tensiones que acumulamos durante el día.

Hecho ésto Yolanda nos explicó en qué consiste la comunicación asertiva, pero no ayudándose de una pizarra o un power-point, sino mostrándonos en vivo las sensaciones que podemos experimentar en nuestro cuerpo cuando dejamos que sea éste el que hable, y no solo nuestra mente. Con su forma de comunicar, a través de sus movimientos y su gran naturalidad, Yolanda Rubio nos hizo SENTIR, más que escuchar, lo que quería transmitir.

Esa fue una de las diferencias de este taller: no tomamos notas ni se nos pidió concentración intelectual, sino apertura mental para conectar con nuestra parte sensorial, esa que solemos no solo olvidar en muchas ocasiones sino rechazar debido a nuestra carga cultural.

Durante el desarrollo del taller, con visualizaciones incluidas, el ambiente general se fue haciendo más distendido y receptivo: los participantes comentaban lo que iban sintiendo con los ejercicios y las risas afloraron para repetirse de forma natural. Yolanda lo estaba consiguiendo, nuestra resistencia inicial iba dejando paso a la aceptación de una nueva manera de comunicarse y al disfrute por dejarse ir y tomar consciencia del propio cuerpo.

La última parte fue totalmente activa, incluyendo unos sencillos ejercicios y masajes por parejas que generaron una mayor sintonía entre todos de la que ya habíamos conseguido. Más de uno de los asistentes comprobaron que podían tener más elasticidad de la que hasta ese momento habían creído.

Finalmente se hizo una pequeña teatralización de una situación que había vivido uno de los participantes, en la que la comunicación no había sido nada asertiva por su parte. Con ello pudimos ver cuáles habían sido las causas que hicieron que dicha conversación no fuera lo fluída que hubiera sido de desear.

Si he comenzado esta crónica diciendo que tuvimos mucha incertidumbre respecto al éxito de  esta actividad, ahora puedo decir que Yolanda alcanzó dicho éxito después de ver la satisfacción generalizada en las caras de los asistentes.

Algunos de ellos reconocieron que aquel no había sido el tipo de evento que esperaban a la hora de inscribirse, más académico posiblemente, pero coincidieron con la gran mayoría en que la experiencia les había gustado y que se habían encontrado en un ambiente diferente: lleno de positividad, relajación y naturalidad.

Ese era, ni más ni menos, nuestro objetivo con este taller de Yolanda Rubio: crear un espacio en el que pudiéramos “soltarnos” y disfrutar simplemente de SER, de existir en ese momento sin pensar en lo que habíamos traído con nosotros y con lo que cargamos continuamente sin que nos deje un momento de respiro.

Comunicarse de forma asertiva con los demás empieza por sabernos escuchar a nosotros mismos, a nuestros deseos y necesidades, y por ser conscientes que no podemos cambiar el mundo que gira a nuestro alrededor, pero sí podemos cambiar la forma de mirar ese mundo para que nos parezca más amable y positivo.

Le damos las gracias a Yolanda Rubio Lago por querer pasar aquel momento  con nosotros y por regalarnos, no solo su experiencia, sino sobre todo su esencia como persona que ayuda a los demás en el camino de conocerse mejor a sí mismos. Para cualquier consulta que le queráis hacer, os recordamos que Yolanda también es narradora de cuentos, su dirección de correo electrónico es conbotasodescalza@gmail.com

También queremos agradecer la participación tan activa de los asistentes al taller, entre los que pudimos ver muchas caras nuevas, y a los que esperamos ver en más ocasiones.

Y por último nuestro agradecimiento para Áurea Social y sus integrantes, que nos cedieron una vez más sus estupendas instalaciones y su ayuda incondicional para el buen desarrollo del taller.

¡Os esperamos muy pronto!

Chema Montorio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>